Aumentar ventas motivando a tu equipo

Aprovechar potencial equipo de ventas - USBModels

Contar con un buen equipo de ventas puede ser la clave de tu negocio. Aprovechar todo su potencial es fundamental, ¿sabes cómo hacerlo?

Según muchos trabajadores, uno de los errores más comunes de muchos jefes es la insistencia y vigilancia de sus empleados. Los mejores vendedores quieren libertad y autonomía, estar encima de ellos sólo les hará sentirse en el punto de mira a cada paso que dan. Además, este tipo de vendedores, orientan sus esfuerzos a unos objetivos de ventas plenamente delimitados donde no hay lugar para las dudas o las intuiciones. Por tanto, el secreto está en ¡ser flexibles!

Un punto a favor de la empresa es que los trabajadores se crean parte de ella. Hablar de”mi empresa” en vez de  “la empresa en la que trabajo” o, “hacemos pendrives personalizados” en vez de decir, “fabrican memorias USB” nos hace ser conscientes de lo integrado que está un empleado en la cultura corporativa de una compañía. ¡Transmítele el valor de tu marca y haz que la sienta como suya! Sus ventas reflejarán este esfuerzo.

Los vendedores deben estar preparados para cualquier imprevisto que pueda surgir en su actividad. Para eso necesitan tener el mayor conocimiento posible tanto de sus productos, como del mercado, los clientes, la competencia o los procesos de venta. Además, para mantener una ventaja competitiva en el mercado conviene que los trabajadores tengan una disposición positiva hacia la empresa. La sonrisa, además de ayudar al aprendizaje, es una forma de conseguir un vínculo amable entre la plantilla. ¡Trabajar con proactividad y equipos motivados mejora las áreas funcionales del proceso de venta en un 40%!

Entonces, ¿cómo aprovechar al máximo el potencial de tus vendedores? 

pendrive-personalizado-ikea1. Potencia sus puntos fuertes: Busca en qué actividades se siente más cómodo cada trabajador. Esto, además de darle seguridad, le motivará a seguir con su trabajo mucho más que si le imponemos hacer tareas o actividades que no le gustan o no sabe desarrollar con destreza. Si un empleado es bueno en ventas directas ¿por qué hacer que sea el encargado de elaborar ofertas comerciales?

2. Reconoce su trabajo: en ocasiones, el dinero no lo es todo, los trabajadores de una empresa esperan algo más. Felicitar a un empleado o dedicarle unas palabras y minutos de atención por su trabajo bien realizado es mucho más motivador que cualquier prima añadida. ¿Cómo te sentirías si un día consigues una venta importante y nadie demuestra su entusiasmo por tu logro?

3. Adapta tu estilo de liderazgo: Como no todos los vendedores son iguales, tu manera de dirigirte a ellos no debe ser exactamente igual. Intenta entender sus comportamientos, pregúntales de forma individual ¿qué es importante para ti en un trabajo? Saber qué quieren lograr y qué pasaría si lo consiguieran o no, puede ser una pista básica para dirigirte a él. Invertir unos minutos de tu tiempo al día puede ayudar a conseguir grandes beneficios para tu empresa.

4. Apuesta por el éxito: ser positivo y buscar áreas donde puedan obtener ganancias rápidas preparará su camino de persistencia hasta conseguir el logro más grande. Recuérdale que al aumentar su actividad, aumentarán también los resultados positivos y por tanto, sus recompensas. El estilo de negociación win-win, donde ambas partes salen beneficiadas es el más aconsejable. ¿A quién no le gusta ganar?

5. Sorpréndeles: Es frecuente que los empresarios busquen cómo sorprender a sus clientes, cómo tocar su corazón y mantenerse en su memoria de una manera positiva pero, ¿cuántos aplican esta filosofía desde dentro de su empresa? Un regalo corporativo funcional y práctico puede ayudar a que tus empleados se lleven una grata sorpresa. Te preponemos que les regales unos pendrives personalizados con el logotipo de la empresa, ¡se sentirán orgullosos de ella!

Y tú, ¿cómo cuidas a tus empleados? ¿Nunca has tenido un pequeño detalle con ellos?

Compartir en: Twitter Facebook Google+ LinkedIn