Cinco consejos para mejorar la seguridad en el ordenador

Seguridad en tu ordenador | Blog Usb Models

Muchas veces nos quejamos sobre lo sencillo que puede ser acabar con tu ordenador infectado por un virus malicioso. Parece que los hackers son seres que todo lo pueden y que ni el mejor antivirus es capaz de garantizarte una total seguridad en tu ordenador.

Pero no se depriman que esto no es del todo cierto. En multitud de ocasiones somos nosotros mismos los que, debido a nuestros malos hábitos, ponemos en bandeja a los terroristas cibernéticos nuestros datos más queridos. Por eso, hoy queremos daros algunos sencillos consejos para mantener a buen recaudo tu ordenador. Toma nota, que empezamos.

Echa un ojo a tus contraseñas.

Parece de Perogrullo pero no lo es. Las contraseñas son nuestro único candado frente a los accesos no autorizados. Nosotros ponemos la calidad a la llave, es decir, podemos blindar nuestra puerta o podemos poner una pequeña tabla tapando la entrada a nuestro ordenador. A la hora de elegir bien una contraseña debemos seguir los siguientes consejos.

  • Hacer caso de los sitios que evalúan tu contraseña.
  • No utilizar tu nombre o datos personales para elegir la contraseña.
  • Evitar patrones de número fácilmente identificables.
  • No utilizar contraseñas con sentido.
  • Genera contraseñas aleatorias para blindar tus archivos.

Bloquea la pantalla del ordenador.

Volvemos a cosas sencillas, pero eficaces. Si no queremos que nadie pueda acceder a nuestro ordenador mientras estamos ausentes, lo mejor que podemos hacer es bloquear la pantalla cada vez que nos vayamos de nuestro puesto de trabajo (Ctrl+Alt+Supr) y así evitar que los compañeros, proveedores, y demás personal que trabaje contigo caiga en la tentación de sacar información privilegiada de tu computadora.

Blinda tus dispositivos móviles y memorias usb.

Hay maneras de proteger toda la información que normalmente llevamos encima a través de dispositivos móviles, o en los soportes extraíbles como las memorias usb. Actualiza el software frecuentemente, crea copias de seguridad habitualmente, borra los datos antes de desprenderte de memorias usb, smartphones, portátiles, etc.; cifra los datos si es posible y cuenta con un buen antivirus para tu día a día.

Utiliza sólo URLs seguras.

Date dos segundos antes de hacer click en una url que no conozcas. Pon el cursor encima de la url y espera a que te diga el destino real. Si sospechas que no es seguro no pinches jamás. En el caso de que te encuentres con url abreviadas no te preocupes, tan sólo tienes que poner un signo más (+) al final de la url y podrás ver en un cuadro emergente el destino final de la dirección de destino.

En el caso de los códigos QR selecciona una aplicación en tu dispositivo que te muestre el destino antes de abrirlo, y si lo que nos vamos a descargar es una aplicación, fíate sólo de las fuentes oficiales (Google Play, Apple Store).

Cuidado con las wi-Fi públicas.

Ten especial cuidado al usar las wi fi públicas, ya que suelen ser menos seguras que las redes privadas. Cuando estés conectado evita entrar en tus cuentas personales, sobre todo a los datos bancarios, comprueba que nadie te esté espiando, no utilices ordenadores públicos para acceder a tu información personal, y por último, y en definitiva, utiliza este tipo de redes para consultar cosas triviales y así evitar que puedan acceder a tus datos más seguros.

Compartir en: Twitter Facebook Google+ LinkedIn