¿Cómo alargar la vida de un pendrive?: 6 consejos

Alargar la vida útil de tu pendrive sólo depende de ti y del uso que le des. Descubre cómo deberías utilizarlo para que te dure más tiempo, y tus archivos no sufran daños. 

consejos para alargar la vida de un pendrive

Las memorias USB son el dispositivo más cómodo de almacenamiento de datos. Portátiles, sencillas de usar y de muy poco peso, son nuestro aliado perfecto para el día a día.  Existen muchos servicios que puedes añadir a tus pendrives, la mayoría están pensados para mejorar el uso, aportar nuevas funcionalidades o evitar problemas. Por ejemplo; puedes poner una contraseña de seguridad con el servicio de password protection para que sólo tú puedas acceder a la información que contiene tu pendrive personalizado. Además, si quieres difundir tu imagen de marca de un modo seguro con tus regalos promocionales, existen otros servicios , disponibles en USBModels, como: la inserción de datos permanente, y los servicio de renaming o autorum

Otro cosa que debes tener en cuenta a la hora de comprar o analizar la vida útil de tu dispositivo de memoria Flash es la calidad. En el mercado de los pendrives podrás encontrar muchos fabricantes que ofrecen estos dispositivos a un precio realmente bajo. Lo malo de las memorias USB es que por fuera todas parecen igual, pero el interior guardan muchos secretos. Aunque el acabado de la carcasa es muy importante, sobre todo si la función es promocionar tu marca,  el interior del pendrive aloja la verdadera funcionalidad de la memoria.  ¡Te recomendamos que si te preocupa tu empresa,tus archivos o tu ordenador, no te la juegues! 

Elige primeras marcas para no tener sobresaltos, la memorias blancas o downgrade, además de tener una corta vida pueden dañar tu ordenador y los archivos que guardes en el pendrive. Imaginas en qué lugar puede dejar la imagen tu empresa una memoria USB de mala calidad, ¿crees que merece la pena?  

No debes olvidar que hasta los pendrives más resistentes precisan unos cuidados mínimos para conseguir que rindan al 100%.  ¿Sabes cómo tener una memoria USB sana y salva durante mucho tiempo?  

Memoria USB personalizada de corcho con packaging de madera1. Las memorias USB se deben cerrar y quitar de modo seguro: Antes de desconectar tu pendrive asegúrate de que no esté en marcha. ¿Cómo hacerlo? Muchos dispositivos tienen una pequeño LED luminoso que se enciende cuando la unidad extraíble está en funcionamiento. Espera a que la bombilla se apague para sacarlo del ordenador. ¡Un simple gesto puede ahorrarte verdaderos disgustos! Si por el contrario estás copiando o pegando algo desde la unidad principal a la memoria USB y se te cuelga el ordenador, puedes desenchufar el pendrive sabiendo que no sufrirá ningún problema. Si el dispositivo no posee iluminación lo mejor es que los extraigas de forma segura, basta con pinchar sobre el icono del pendrive y seleccionar “expulsar”. 

2. Desconecta el dispositivo extraíble cuando no lo estés usando: Dejar el pendrive conectado al ordenador todo el tiempo, es un peligro. Si surge un apagón o una subida de energía con alto voltaje, corres el riesgo de que el pendrive no pueda superarlo y se “queme” su memoria.

3.Para no perder datos, haz un backup de tu pendrive: Crea un directorio en el disco duro de tu ordenador para almacenar una copia de seguridad. Sé previsor y guarda la información más relevante que contenga tu memoria USB en dos sitios distintos.

4.Formatea tus memorias USB en 3 pasos: Es conveniente formatear las memorias USB si vas a reutilizar o incluir nuevos archivos. Dejarás espacio para los nuevos y eliminarás cualquier rastro de los antiguos, incluido los virus (si hubiera). Es mucho más sencillo de lo que imaginas…

          1) Necesitas abrir el explorador de Windows y pulsar a la vez la tecla Windows del teclado.

          2) Abre Mi PC, localiza el icono que representa la unidad de memoria extraíble y pincha sobre ella con el botón derecho.

          3) Aparecerá un menú contextual donde tienes que seleccionar la opción de “Formatear” y… tachán ¡conseguido!

5.Vacuna y protege tu memoria USB de los virus: En algunos ordenadores, dependiendo del antivirus que tengamos instalado, al introducir nuestro pendrive nos permite la opción de escanearlo para detectar virus en los dispositivos externos. Este escaneo será necesario como medida de precaución, pero si lo acompañamos de una “vacuna tecnológica” nos aseguramos con más certeza de evitar riesgos indeseados. Existen muchas vacunas para pendrives entre ellas Elipen, Panda USB Vaccine o USB Doctor, descárgalos fácilmente desde www.softonic.com y sigue las indicaciones de instalación.

6.Evita pérdidas, roturas o rallones: La mejor manera para cuidar tus pendrives en este sentido, viene de la mano del packaging y los accesorios. Y por supuesto, de las tapaderas o capuchones de la propia carcasa de los pendrive. Para evitar ralladuras en la memoria USB existen diferentes cajas y bolsitas (plástico, cartón,metal, terciopelo, polipiel o madera) que protegen el pendrive de golpes cuando no se está usando. Es genial para transportarlo en bolsos o carteras o para tenerlo localizado en la oficina.  Además, estás cajas se pueden personalizar por lo que son el complemento perfecto para cualquier acción promocional. También puedes poner algún llavero o lanyard para asegurar que no se pierda, estos colgantes están pensados para que el propietario de la memoria USB la use a modo de llavero y evite así, pérdidas u olvidos. 

 ¿Qué medidas usas para proteger tus memorias extraíbles? ¿Conoces otras medidas para proteger tus pendrives?


Compartir en: Twitter Facebook Google+ LinkedIn