¿Cómo se dice? Nombres y apodos de las Memorias USB.

denominacion memoria usb | Blog Usb Models

El español es muy variado, y aunque cada uno habla como quiere, faltaría más, hoy queremos hablaros de las múltiples formas de llamar a las Memoria USB. Investigando por la red hemos descubierto que aunque casi todas son validas, no siempre son correctas. Descubramos cuántas maneras tenemos de denominar a las memorias usb.

Pocos objetos, tan útiles y de uso tan extendido, reciben tantos nombres, algunos con tanta polémica que hasta la Real Academia Española de la lengua (RAE) ha tenido que pronunciarse, y, aunque muchos de ellos son anglicismos adoptados a falta de un nombre mejor, no son pocas las veces en las que, incluso habiendo un término apropiado, se acortan para hacerlos más cómodos o más nuestros, según se mire, claro.

En un comienzo, se le llamó Memoria USB. Esas siglas, no siempre bien comprendidas, significan Universal Series Bus (o Puerto Universal en Serie) y se refiere más al conector que al dispositivo en sí mismo, que no es más que una Memoria Flash de reducido tamaño. De ahí proviene otro de sus nombres más comunes (y correctos): Flash Drive (Memoria Flash en castellano), que define tanto su función como su arquitectura, diminuta, resistente y silenciosa, muy diferente a los discos duros habituales, de mayor capacidad pero también más delicados al tener partes móviles. En cualquier caso, el término más preciso sería unidad de memoria extraíble USB aunque, por su longitud, no es demasiado frecuente en una conversación casual.

memorias usb o pendrive | Blog usb models

Pen Drive o Lápiz de Memoria.

Pen Drive, Pendrive o Lápiz de memoria son tres acepciones con se basan en el inicio de las memorias usb. Estos nombres recuerdan que en un principio las Memorias USB tenian esa forma concreta de boli, e incluso llegaban a incluir la solapa, típica en las plumas. Además, esta denominación también es la apropiación de un nombre que, en ese momento, correspondía a un dispositivo algo distinto. Aquellos Pen Drives originales eran tanto memorias físicas como escáneres OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres) que permitían, al pasarlo por un papel, leer un escrito y convertirlo en un archivo de texto.

Otra cosa es que, por comodidad y ahorro, y por la sintonía que tiene la tecnología con el inglés, el Lápiz de Memoria mutara de Pen Drive, su traducción literal, a la forma más comprimida de Pendrive que, si bien suena extranjera, es tan popular que la RAE ha contemplado incluirla en su diccionario.

Las memorias USB reciben tantos nombres, algunos con tanta polémica que hasta la RAE ha tenido que pronunciarse, y, aunque muchos de ellos son anglicismos adoptados a falta de un nombre mejor, no son pocas las veces en las que, incluso habiendo un término apropiado, se acortan para hacerlos más cómodos o más nuestros.

A mayores, quedan coloquialismos como Pen Driver, un término habitual en Sudamérica que confunde el dispositivo de almacenaje, el Drive, con su controlador, el Driver. O la más española: Pincho, una palabra que recuerda como el aparato se ha de introducir, o pinchar, en el puerto correspondiente para que funcione. Y todo ésto sin entrar en su idioma de origen de donde surgen términos como Memory Key que, por fortuna o falta de suerte, no han arraigado en el castellano.

En cualquier caso, y dado que el lenguaje muta a la velocidad de la innovación, estos son sólo ejemplos de los incontables nombres que las memorias USB, tan diversas en capacidades y formas, generan día a día. A la espera quedamos de encontrarnos con los nuevos apelativos que surgirán para este fiel compañero de nuestro día a día. Alerta quedamos… no lo duden.

Compartir en: Twitter Facebook Google+ LinkedIn