8 cosas que no deberías hacer a un pendrive

Saber cómo debes utilizar un pendrive, te ahorrará muchos problemas y tiempo.

Cosas que no hacer a un pendrive

Si eres de los que usa habitualmente las memorias USB para trabajar, transportar archivos importantes o incluso para tus momentos de ocio, esto te interesa.

USBModels trabaja duro para conseguir que la calidad sea una característica indiscutible de nuestros pendrives personalizados. Y precisamente porque sabemos de lo que hablamos, es importante que al comprar USBs te asegures de que  no sean memorias downgrade o de marca blanca. Sólo una garantía de por vida, es sinónimo de la buena calidad de un pendrive.

Y por supuesto, aunque estos pequeños dispositivos de memorias son duros y resistentes a muchas cosas; hay ciertos detalles que deberías cuidar si quieres que tu pendrive te dure mucho tiempo:

  1. ¡¡No mojar y sobre todo, no lavar!!: Parece obvio pero no es la primera vez que nos preguntan: cómo se puede arreglar un pendrive que ha sido parte de una colada… Si tu pendrive se moja levemente es probable que secándolo con cuidado o incluso utilizando la técnica del arroz (meter el dispositivo en arroz para que absorba la humedad) siga funcionando. Sin embargo, si el chapuzón ha sido largo y hay detergentes de por medio, la cosa será más difícil.
  2. No dejes tu pendrive en lugares inestables: Cuidado con los saltos en caída libre. Los pendrives son casi superhéroes pero no indestructibles. Aunque la mayoría de memorias USB son bastante resistentes, una mala caída puede hacer que el chip o circuitos se fracturen y el pendrive deje de funcionar. Para ello, lo mejor es llevar el USB con accesorios como los llaveros o lanyards.
  3. No meter a un microondas, dejar cerca de un fuego o someterlo a altas temperaturas: Y pensarás, ¿quién hace eso? … Si alguien ha sido capaz de intentar cargar un móvil que vale más de 500€ en el microondas, todo es posible. A veces dejamos el pendrive en el coche, cerca de la cocina o incluso lo olvidamos en un bolsillo mientras nos calentamos cerca de una chimenea… Si haces esto, es probable que nunca recuperes la información que contiene la memoria USB.
  4. Cómo cuidar y recuperar un pendriveNo perder las ‘tapitas’: ¿No has pensado que si algo lleva una tapa será por algo? Los tapones que llevan los pendrives protegen el chip y el conector de factores externos como el polvo o la humedad. Si tu USB lleva packaging, no lo dudes, guárdalo siempre en su cajita.
  5. No seas impaciente: Siempre vamos con prisas y apenas somos capaces de esperar unos segundos para que el pendirve termine de guardar la información correctamente. Desconecta el USB, expulsándolo de forma segura y espera a que tu PC indique que puedes extraerlo.
  6. No pierdas de vista tu pendrive: Atención con los amantes de los ajeno, seguro que ya te ha pasado alguna vez. Dejas el pendrive enchufado en un ordenador y por arte de magia, desaparece. Las memorias USB tienen la misma facilidad que los mecheros para pasar de mano en mano, son una herramienta golosa y fácilmente ‘mangable’. Sobre todo, si tu pendrive tiene alguna forma original. El olvido o robo de un pendrive con cierto tipo de información puede causarte grandes problemas. Nuestro consejo: usa llaves USB y ponlas en el mismo llavero de tu casa.
  7. ¡Más vale maña que fuerza! Aunque lleves todo el año yendo al gimnasio, no intentes demostrar tu fuerza con un pendrive. A la hora de conectar la memoria flash busca la posición correcta del puerto USB. Si lo fuerzas puedes acabar inutilizando el pincho.
  8. No tengas miedo a las Aplicaciones portables: A veces cuando nos hablan de descargas, programas o ciertos tipos softwares, nos entra el miedo. No te preocupes, existen cientos de aplicaciones portátiles (muy seguras) para llevar en un pendrive. Busca una web de confianza y descarga: antivirus para tu pendrive, programas de recuperación de archivos, apps para realizar backup o incluso para poner contraseñas. Echa un vistazo a estas Apps portables para pendrives.

¿Se te ha roto un pendrive por alguna de estas causas? ¡Cuéntanoslo! 

Compartir en: Twitter Facebook Google+ LinkedIn