Pendrives para cambiar el mundo

pendrive para salvar al mundo | USB personalizados

O cómo mejorar tu entorno con el pendrive de tu bolsillo.

De todas las herramientas disponibles hoy en día, pocas son tan versátiles como las que nos han traído la tecnología y la informática, que consiguen abrirnos los ojos a una nueva sociedad 2.0 y que además, amplía nuestras áreas de influencia más allá de los sueños más locos de nuestros padres.

Así, hasta un humilde pendrive es capaz no sólo de mejorar los cuidados y la atención sanitaria de nuestros mayores, sino de mejorar el futuro de nuestros niños a lo largo de todo el planeta, convirtiendo este mundo en un lugar más justo y accesible, un mundo en el que la conectividad amplía nuestros conocimientos y nos hace más responsables.

Pulseras para personas dependientes.

Sin irnos aún muy lejos, en Barcelona en concreto, un equipo compuesto por personal de la Escuela de Enfermería Gimbernat, junto a un equipo de Escuela de Informática, ultiman un dispositivo pensado para personas en situaciones de dependencia.

De este modo, y con unas simples pulseras USB, las personas dependientes, o con ciertos trastornos psiquiátricos, serán tratadas de forma rápida y precisa al llevar encima, almacenado en este dispositivo, todos sus antecedentes médicos. Un método asequible y práctico que hace su vida más fácil.

Pero esto no sólo es útil en estos casos. Un poco más abajo, en Murcia, han creado una iniciativa que pretende no sólo abarcar nuestros datos, sino tener incluso las imágenes de las pruebas diagnósticas, radiografías y analíticas, protegidas por clave y siempre disponibles.

En los suburbios de la ciudad de Nairobi, se está produciendo una revolución, un pendrive que pretende llevar el acceso a un ordenador a cada persona del mundo.

La Memoria Médica Personal (MMP), es una tarjeta que permite que el propio paciente agregue información relevante, que luego es validada por un médico, además de incluir una lista de contactos, seguros, alergias e incluso dispositivos implantados en el cuerpo. Unos antecedentes vitales que, a no mucho tardar, podrán salvar la vida de cualquiera de nosotros.

Y un ordenador en la palma de tu mano.

Algo más lejos, en los suburbios de la ciudad de Nairobi, se está produciendo una revolución, un que pretende llevar el acceso a un ordenador a cada persona del mundo.

Keepod, que así se llama el dispositivo, es un pendrive que contiene un sistema operativo Android con el que su usuario, da igual al ordenador que se conecte, puede disponer de su propio escritorio, archivos y preferencias tan sólo conectándolo a un puerto USB.

El objetivo, a través de su campaña de crowfunding, es conseguir llegar a 150.000 usuarios tan sólo en Kenia, evitando la saturación que acompaña a los ordenadores disponibles en los países más desfavorecidos, compartidos por muchas personas y a menudo saturados.

Ya han recaudado mucho más de lo esperado y, a 7 dólares la unidad, pretenden seguir creciendo y llegando a muchas personas. ¿Quién dijo que el progreso es caro?

Compartir en: Twitter Facebook Google+ LinkedIn